Boxeo Total

Manos arriba, esto es Alemania

La considerada Meca del boxeo europeo se ha convetido en la Sodoma y Gomorra del mismo. Era algo que se veía venir, pero con actuaciones como las del sábado, uno no puede más que quedar petrificado, cual estatua de sal, viendo tal degradación. Pocas veces se puede ver en el deporte un desprecio tan organizado hacia los deportistas,  los espectadores, aficionados y hacia el boxeo en general.

Campillo conocía de primera mano esta situación, por eso redobló esfuerzos confiado en lucir bien y no dejar dudas. Pronto le recordaron que eso allí no sirve. Cierto es que el español no mostró tanta superioridad como en su primer encuentro con Murat, pero sí ganó el combate.  Otra vez. Y de nuevo se le priva de la victoria. La primera vez, se rieron a la cara, ahora, se tapan la boca con un nulo.


Nos la tienen tomada, España tiene poco peso, no se nos respeta. No. Nada que ver. A continuación, el siguiente en conocer la ética alemana fue el campeón de peso crucero, Steve Cunningham, procedente de Estados Unidos. Empezó mal el combate, probó la lona y se recompuso como pudo ante el cubano Yoan Pablo Hernández. La pelea duraría hasta el sexto asalto, pero la suerte ya estaba echada.

Hernández sufrió una cortadura en su ojo izquierdo durante el tercer asalto, y otra en el derecho mediando el sexto. Ante la imposibilidad de seguir, el árbitro para la pelea y se acude a la quiniela de los jueces. La mayoría de medios internacionales y aficionados dan como vencedor al estadounidense, quien perdió, de forma rotunda, la primera ronda pero consiguió llevarse las demás.


Pues tenemos nuevo campeón crucero. Los titulares tras la velada de ayer parecen más propios de la sección de sucesos que la de deportes: “Campillo robado”, “Cunningham asaltado”... Lo cierto es que reflejan un serio problema de seguridad que no interesa erradicar. Tal desprestigio no importa a las autoridades mientras sigan haciendo caja. En el reino de los ciegos...

El único que evitó el atraco fue el polaco Grzegorz Proksa, quien apunta para figura, que defendió con uñas y dientes su cartera. ¿Qué puede pensar Campillo del deporte? ¿Qué puede pensar la afición? ¿Desde cuándo ser mejor y demostrarlo no sirve para ganar?  Esta es la realidad. Ahora podemos parafrasear el dicho futbolero: “El boxeo es un deporte de dos en el que siempre roba Alemania”.

Boxeo Total

Publica Boxeo Total

Nos gusta hablar de boxeo, más allá de peleas y resultados. Blog independiente con opiniones y artículos sobre el noble arte y sus protagonistas de ayer y hoy.

Recibe las novedades en tu email :