Boxeo Total

Iván Pozo y Mormeck: dos formas de desafiar la derrota

El pasado fin de semana, Iván Pozo y Jean-Marc Mormeck fueron dos hombres con un destino similar. Se enfrentaban a difíciles campeones que tenían acordada una cita con la victoria a la que ni el español ni el francés estaban invitados ni iban a ser obstáculo para ello. Y es que Jamie McDonnell, futuro mundialista, y el todo poderoso Wladimir Klitschko, fueron muros insalvables.

Para el gallego Iván Pozo era un duelo irrechazable por la relevancia del rival, la importancia del título en juego y evitar un olvido en los ranking europeos. Fue más bien un deber moral. La poca preparación específica para este envite provocó que luciera mal, superado en todo momento por su espigado rival, quien pese a no tener una alta tasa de KOs, agenció uno para su colección.


No hay que reprochar nada al ‘campeón hispano del CMB’, quien trató de actuar, tantear el percal y combatir en la medida de lo posible. Nada salió, no surgió la oportunidad y a nadie sorprende esta derrota. Esperemos que este vigués de 32 años logre una mayor frecuencia en su actividad pugilística, si así lo desea, ya que para mantenerse y competir al más alto nivel no basta una pelea anual.

Algo que Jean-Marc Mormeck sabe bien. Otrora dominador del peso crucero, hasta que un tal David Haye lo liquidara en su propia casa, probó suerte en los pesos pesados buscando un cambio de aires que le permitiese mantener encendida la llama del guerrero en su interior. Ahora, con 39 años, se le presentó la gran oportunidad de ser campeón del mundo ante Wladimir.


Con el tiempo necesario para su preparación y acondicionamiento, tanto físico como mental, el ‘Tyson francés’ encaraba una pelea en la que la única duda que existía era saber el asalto en que el ucraniano terminaría con él. Algunos deportistas reaccionan ante este destino fatal con valentía, bravura y la inconsciencia del que se sabe perdido. Otros, como es el caso, se resignan y esperan lo previsto.

Dos formas de enfrentarse a la derrota, de entender el deporte, de defender el honor y demostrar su orgullo. Pozo todavía tiene camino que recorrer, o a ello se aferra amén de su conducta; Mormeck ya sabía que no quería más, sólo esperaba a que llegase el tren para regresar a la tranquilidad de su hogar, dejando atrás un camino lleno de luces y alguna sobra, que pone el punto y final a su paso por el boxeo.

Boxeo Total

Publica Boxeo Total

Nos gusta hablar de boxeo, más allá de peleas y resultados. Blog independiente con opiniones y artículos sobre el noble arte y sus protagonistas de ayer y hoy.

Recibe las novedades en tu email :

1 comentarios:

Escribir comentarios
Anónimo
AUTHOR
5 de marzo de 2012, 17:06 delete

Me causó una pésima impresión Iván Pozo. Es comprensible que no tuviera tiempo para prepararse, y es bien sabido que los golpes al cuerpo son demoledores, pero no intentó en ningún momento levantarse. Maidana, ahora en horas bajas, se levantó haciendo un esfuerzo sobrehumano después de recibir un gancho al hígado de Amir Khan. Campillo sobrevivió el castigo de Cloud y se levantó. Eso es lo que diferencia a los campeones. No creo que nadie pueda exigirle a Pozo que se levante como Lázaro, pero sí que al menos lo intente.

Reply
avatar