Boxeo Total

Paulino Uzcudun, el "aizkolari"

Ningún boxeador español ha alcanzado la resonancia universal de Paulino Uzcudun, a quien todavía se le recuerda en Estados Unidos como a uno de los más portentosos fajadores de la época.

Fue una primerísima atracción del Yankee Stadium y del Madison Square Garden. Frecuentó la amistad de gobernantes, artistas, escritores y gangsters de los años 30. Un día toma el té con el doctor Goebels, en el Ministerio de Propaganda del Tercer Reich, y otro almuerza con Al Capone en su fastuosa residencia de Miami.

Conoce e íntima con actores y actrices del viejo Hollywood, con magnates de la industria norteamericana, con pintores bohemios de París y, durante casi dos décadas, Paulino asoma diariamente a las páginas de los grandes rotativos con su dorada y ancha sonrisa de gladiador prototipo.

Sus combates son heroicos: 20 asaltos frente al “bello” Baer; victoria por KO sobre Harry Wills, la “Pantera negra”; 12 asaltos arremetiendo, en La Romana plaza de Siena y en presencia del Duce, contra el gigante Primo Carnera...

La existencia de Paulino Uzcudun, millonaria de anécdotas, se inicia el 3 de mayo de 1899, en un caserío del guipuzcoano valle de Régil, propiedad de sus padres José Ignacio Uzcudun y Joaquina Aizmendi. Hasta los 12 años no aprende el idioma castellano.

En 1917 se alistan en las brigadas de leñadores empleados en la tala de árboles de los montes próximos a San Sebastián, donde se vigorizan sus músculos y se templa su espíritu de resistencia. Después de cumplir su servicio militar en la “Bella Easo”, se inicia en el deporte del hacha y en la lucha grecorromana.

En junio de 1923, aconsejado por su buen amigo Justo Oyarzábal, llega a París para aprender a boxear. Ingresa en el gimnasio de M. Anastasie, dónde se entrena George Carpentier. El 16 de septiembre “debuta” noqueando al ruso Touroff, por lo que percibo una bolsa de 250 francos. (Años más tarde percibiría cerca de 100.000 $ por combatir con Max Schmeling en el Yankee Stadium).

El 14 de junio de 1924, arrebata a Teixidor el título español de los pesos pesados, y el 18 de mayo del 26 gana a Erminio Spalla la corona europea de la categoría, ante 40 000 espectadores concentrados en la Plaza Monumental de Barcelona. En agosto del mismo año parte rumbo a América: Luis Ángel Firpo rehuye el encuentro, y Paulino sigue el viaje hacia el norte.

Desembarca en Nueva York, pero debuta en La Habana, trampolín que habría de lanzarle a una carrera fabulosa, no tanto por los resultados de sus combates -algunos de ellos, como el que sostuvo con Delaney, trucado en beneficio del adversario por promotores, managers y árbitros americanos-, como por la gallardía con que se midió a todas las celebridades mundiales de los pesos fuertes de aquel tiempo.

Sostuvo su última pelea el 13 de diciembre de 1935, perdiendo antes del límite -por primera y única vez- ante el que pronto se ceñiría la corona mundial: Joe Louis Barrow.

En noviembre de 1942 contrajo matrimonio con Isabel Huerta, de la que tiuvo varios hijos.

A pesar de los años transcurridos desde su plenitud, Paulino Uzcudun es una figura mirada por todos los deportistas españoles.

(Texto: "El boxeo". 1965. Meyer&Girard. Plinto)

Boxeo Total

Publica Boxeo Total

Nos gusta hablar de boxeo, más allá de peleas y resultados. Blog independiente con opiniones y artículos sobre el noble arte y sus protagonistas de ayer y hoy.

Recibe las novedades en tu email :

1 comentarios:

Escribir comentarios
26 de enero de 2018, 16:29 delete

Por todos los deportistas espanoles, lo dudo, ya hace demasiado tiempo. Pero por todos los franquistas, eso ya lo creo mas.

Reply
avatar