Boxeo Total

El boxeo debe enseñarse en las escuelas

Froch vs Pascal
Tony Parsons. - El boxeo es bueno para ti.

Ya sea que tengas 15 o 50 años, el entrenamiento básico requerido para el boxeo - un proceso al que Joyce Carol Oates llamó "la fanática subordinación del yo" - te pondrá infinitamente más en forma de lo que nunca has estado en tu vida.

No se puede boxear sin estar en forma como no se puede nadar sin mojarse. No se puede golpear nada durante tres minutos - bolsa pesada, speedball... y mucho menos a otro ser humano - sin un buen estado físico cardiovascular. Nada bombea el corazón y mueve la sangre y destapa las venas como el boxeo.

El boxeo conoce infinitas variedades de abdominales, y harás tanto trabajo abdominal como lo harías en cualquier clase de yoga o de pilates. El boxeo mata tu barriga cervecera y despierta tus abdominales.

Tienes que comprometerte con el boxeo. No puedes hacerlo cuando te apetezca. El boxeo no es como el esquí o el submarinismo, no es algo que se pueda hacer una vez al año durante las vacaciones. El boxeo no es ni siquiera como el fútbol o el tenis, no se puede hacer en un día soleado en el parque. El boxeo, incluso a nivel estrictamente amateur y recreativo, requiere dedicación, disciplina y coraje.
NO PUEDES BOXEAR SIN PONERTE EN FORMA, ASÍ COMO NO PUEDES NADAR SIN MOJARTE
Y esto es lo que tiene de especial el entrenamiento de boxeo: la condición física es sólo el comienzo. El boxeo se trata realmente de tu salud mental. Porque el boxeo te hace más tranquilo. El boxeo te enseña a controlar. El boxeo te sana la mente. El boxeo genera respeto - por los demás y por ti mismo. Los gimnasios de boxeo a menudo atraen a chicos brutos, chicos malos, hombres agresivos - pero todos ellos aprenden, probablemente en su primera lección, que simplemente no se puede boxear sin autocontrol.

El boxeo cambia a un hombre.

Y si enseñaran boxeo en nuestras escuelas, entonces el boxeo podría cambiar el mundo.

¿Qué puede salvar a los niños dañados de Internet? Cada generación mayor siempre se desespera con la generación más joven. Pero en nuestra era digital, obesa y saturada de pornografía, el desánimo parece ser común.

Los jóvenes de hoy están condenados: engordan con la comida basura y pasan años con el culo sentado, se vuelven estúpidos por sus teléfonos inteligentes, su sexualidad es castrada y retorcida por una dieta constante de porno duro.

¿Qué puede salvarlos? Sólo el boxeo.

Sólo el boxeo puede endurecerlos, sólo el boxeo puede devolverlos al mundo físico, sólo el boxeo puede recordarles que tienen un cuerpo, que contiene una cabeza y un corazón, y sólo el boxeo puede hacerlos guapos y encontrarles una novia.

¡Esos pobres e inútiles niños! Supuestamente más conectados al mundo que cualquier otra generación en la historia de la humanidad, y sin embargo desconectados del mundo de los músculos y la sangre. Los jóvenes no llevan cuchillos porque son duros. Los jóvenes que llevan cuchillos es porque son débiles, porque tienen miedo, porque están aterrorizados. Porque no boxean. Si enseñaran boxeo en las escuelas, todo esto -la obesidad, la adicción al porno, los navajeros- desaparecería de la noche a la mañana.
ali vs foreman
El boxeo se enseñaba en las escuelas públicas británicas. Contrariamente a lo que se podría pensar, nunca fue realmente prohibido, sino que simplemente se extinguió en la época del primer LP de los Beatles.

El boxeo nunca fue prohibido en las escuelas británicas, a pesar de los esfuerzos de una médica y diputada laborista llamada Edith Summerskill, cuya campaña contra el boxeo a finales de los años cincuenta y principios de los sesenta obtuvo un amplio apoyo, pero perdió varios votos en la Cámara de los Comunes. Los votos pueden haber ido en contra de Summerskill, pero el espíritu de la época estuvo con ella todo el tiempo. Los tiempos estaban cambiando. Los recuerdos de la guerra se desvanecían. La mili había terminado. Las virtudes masculinas estaban pasando de moda. Mucha gente creía que el boxeo en las escuelas era una reliquia de nuestro pasado más violento.

El boxeo dejó de enseñarse en la escuela en 1962. Aunque el Departamento de Educación no especifica qué deportes deben enseñarse como parte del plan de estudios nacional, si un niño quería aprender a boxear después de 1962, tenía que unirse a un club de boxeo, con lo que se aseguraba de que el boxeo sólo se enseñara a niños que ya fueran deportistas, agresivos y sin miedo. Los chicos que menos lo necesitaban. "Las escuelas son libres de ofrecer boxeo si así lo desean", dijo una portavoz del Departamento de Educación a la BBC. "Por supuesto, deben tener en cuenta las precauciones de seguridad que se deben tomar. Generalmente consideramos que el boxeo se ofrece mejor a través de clubes de boxeo con entrenadores cualificados".
EL BOXEO NO PUEDE AYUDAR SINO A RESTAURAR UN SENTIDO DE HUMANIDAD COMÚN ENTRE NIÑOS Y NIÑAS
Este ha sido el consenso general - el boxeo es demasiado violento para ser enseñado en las escuelas. El prejuicio proviene de la imagen del boxeo como deporte de matones. El novelista y boxeador aficionado George Garrett disputó esa imagen: "Muchos buenos y experimentados luchadores se convierten en personas amables y educadas. Tienen el hábito de dejar toda su lucha en el ring".

Esta es una edad de oro para el boxeo británico. El boxeo profesional tiene campeones mundiales, el boxeo amateur hace buen papel en los Juegos Olímpicos, y los clubes de la ABAE - Amateur Boxing Association of England - están en auge. Pero al exiliar el boxeo en las escuelas, se convierte en un deporte minoritario, cuando debería ser uno de los principales. El boxeo es el arte marcial de Occidente, tan integral a nuestra cultura deportiva como el kung fu en China, el karate y el judo en Japón y el taekwondo en Corea. No hay nada remotamente esotérico en saber cómo defenderse.

Hace unos años las escuelas de Bromley, en el sur de Londres, empezaron a introducir el entrenamiento en boxeo en las clases de educación física, bajo la supervisión de la ABAE, y aunque el entrenamiento era sin contacto, tanto los niños como las niñas fueron invariablemente transformados. ¡Siempre lo son!

¿Qué pasa cuando los niños boxean? Los niños gordos pierden peso. Los intimidadores aprenden la humildad. Las niñas están empoderadas. Los débiles se hacen más fuertes. Los tímidos encuentran valor. Los niños salvajes aprenden el control. Los malsanos se ponen en forma.

Y todo el mundo aprende que el boxeo no tiene cabida para la ira.

El Plan Deportivo Integral de la ABAE tiene como objetivo aumentar la participación en las escuelas, ampliando las oportunidades para que los niños prueben el boxeo por primera vez y luego se unan a un club. Se trata de un objetivo digno. El desdén del sistema educativo hacia el boxeo se debe a que asumen que el boxeo en las escuelas sería un baño de sangre. Pero ningún entrenador de boxeo responsable dejaría que un estudiante entrenara hasta que haya dominado los fundamentos de defenderse a sí mismo: bloquear, desplazar, esquivar, correr.

Debido a su obsesión necesaria con el peso, y el emparejamiento con otros compañeros similares, el boxeo es disputado uniformemente como ningún otro deporte.

No existe nada de una "carrera justa de Fórmula Uno" o un "partido de fútbol justo". Pero el concepto de una lucha justa es parte integral del boxeo. Esta es una de las razones por las que, estadísticamente hablando, el boxeo es un deporte relativamente seguro. Los boxeadores no buscan emociones fuertes. He entrenado durante años, pero no se me ocurriría andar en bicicleta entre el tráfico de Londres. Eso sí que es aterrador.

Es cierto que los boxeadores profesionales reciben golpes en la cabeza que fácilmente conmocionarían o matarían a un hombre común. Pero los boxeadores aficionados, los boxeadores recreativos e incluso los profesionales que entrenan en el gimnasio antes de una gran pelea, siempre usan casco. Te sale un ojo morado o te sangra la nariz, pero los boxeadores recreativos nunca van a terminar seriamente dañados porque no estamos siendo golpeados por Joe Frazier, y porque estamos usando esos protectores de cabeza y, lo más importante de todo, porque no estamos peleando más allá del punto de deshidratación extrema - la zona de muerte donde ocurren las lesiones más serias del boxeo.

El boxeo te enseña a defenderte en todo momento. El boxeo te enseña que hay tantas maneras de evitar un puñetazo como de lanzarlo. Y aunque las escuelas estatales dejaron de enseñar boxeo en 1962, en las grandes escuelas privadas nunca dejaron de creer en el poder curativo del boxeo.

En una época en la que una generación de niños perdidos está teniendo su actitud hacia las mujeres distorsionada por el porno, cuando pasan sus horas de ocio jugando con su ratón hasta que chirría, el boxeo no puede ayudar sino a restaurar un sentido de humanidad común entre niños y niñas. Como vimos en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, las chicas saben boxear. Y pueden hacerlo brillantemente.

Londres 2012 cambió radicalmente las actitudes hacia el boxeo femenino que habían persistido durante generaciones. No se trataba del fútbol femenino o del tenis femenino, sino de un pobre sustituto de lo real. Se trataba de un entretenimiento de dos puños y de alto octanaje de gente como Nicola Adams, del Reino Unido, y Katie Taylor, de Irlanda. Cuando Amir Khan ganó su medalla de plata en Atenas 2004, dijo: "En el fondo, creo que las mujeres no deberían luchar. Esa es mi opinión. Cuando te golpean puede ser muy doloroso. Las mujeres pueden quedar noqueadas".

¡Oh, Amir! Para Londres 2012, Khan estaba disfrutando del boxeo femenino en compañía del primer ministro. "Guau, las chicas eran increíbles", dijo Lennox Lewis, mientras que el Daily Telegraph escogió el boxeo femenino como "la destilación más pura del espíritu olímpico: deporte por deporte".

Nada reveló la naturaleza inclusiva de este deporte como las boxeadoras de Londres 2012. El boxeo no es para los grandes y duros, o para los niños y los hombres, o incluso para los particularmente atléticos o los duros. El boxeo es para todos.

Apenas parece concebible que el boxeo femenino no fuera un deporte olímpico antes de Londres 2012. En 1996 se prohibió el boxeo femenino en el Reino Unido, y en 1998 se denegó a las mujeres la licencia de boxeo debido a que el síndrome premenstrual las hacía inestables. No como todos esos boxeadores masculinos bien equilibrados como Mike Tyson.
mike tyson
Los futbolistas discuten, blasfeman, escupen y se abofetean en el túnel de vestuarios. Pero es extraño para los boxeadores hacer algo después de una pelea que no sea abrazarse cálidamente. El boxeo tiene mala reputación.

Tradicionalmente el boxeo ha sido un santuario para los chicos malos. Pero el boxeo salva a cualquiera que lo acepte. Porque lo que el boxeo te enseña es que hay cosas buenas dentro de ti.

El boxeo no se trata de ser un tipo duro. Se trata de ser una mejor persona. Porque en última instancia, el boxeo no se trata de lo duro que se puede golpear, sino de lo duro que se puede ser golpeado y seguir adelante. Y como el boxeo exige mucho, porque el boxeo exige esa fanática subordinación del yo -incluso del niño con sobrepeso que tímidamente intenta entrenar por primera vez, incluso del hombre de mediana edad que no ha peleado en 30 años- a cambio, el boxeo te da un tesoro para llevar contigo a través de toda una vida.

Y cuando la vida te golpea duro - cuando pierdes tu trabajo, o pierdes a tu chica, o pierdes tu salud - puedes encontrar que tienes un hilo de acero dentro de ti, y eso hará que esos tiempos difíciles sean más soportables.

¿De dónde salió ese hilo de acero? Venía de las flexiones que hacías cuando tus costados estaban ardiendo. Vino de la pelota medicinal que sostuviste cuando tus brazos querían descansar. Vino de los duros golpes que recibiste, y del sudor que dejaste en el gimnasio, y de la forma en que aprendiste a morder tu protector bucal y a sacar tu cansado jab cuando otro se hubiera rendido. En tus horas más oscuras, descubrirás que eres un hombre mejor de lo que jamás has conocido.

Y será porque boxeaste.

Publica Boxeo Total

Nos gusta hablar de boxeo, más allá de peleas y resultados. Blog independiente con opiniones y artículos sobre el noble arte y sus protagonistas de ayer y hoy.

Recibe las novedades en tu email :

1 comentarios:

Escribir comentarios
Javier
AUTHOR
13 de octubre de 2019, 0:51 delete

Si, como si el boxeo fuera el unico deporte donde al practicarlo se pierde peso. Prohibido es lo que deberia estar, y asi se evitarian muertes, consecuencias irreparables y corrupciones de inmensos niveles, entre otras muchas cosas.

Reply
avatar