Roy Jones Jr: cuando ganar no es victoria

Roy Jones Jr

Lo tenía todo y todos le querían ver. Roy Jones Jr, el considerado como‘boxeador de la década’ en los 90, es hoy una penumbra de lo que un día fue. Vende su nombre a cambio de un cheque que apacigüe por un tiempo sus hambrientas finanzas. Sus últimas apariciones suelen ir acompañadas de la derrota, pero en esta ocasión, la sorpresa es que el gran Junior venció.

En uno de sus viajes de trabajo, que le llevan de Australia a Rusia y ahora a Polonia, se enfrentaba al local Pawel Glazewski, quien sustituía al recientemente encarcelado Dawid Kosteck, en un evento de PPV que parece tener cierto éxito en las tierras del este de Europa. El combate no tuvo mucha historia y por lo menos Jones aguantó los 10 asaltos que lo componían.

Su figura le dio la victoria. Mostró poco y sufrió físicamente para terminar. Visitó la lona en el 6 º, pero ganó. Los promotores polacos saben que todavía pueden exprimir dinero a este estrambótico excampeón que dilapidó más de $60 millones a lo largo de carrera. Probablemente le darán la oportunidad de encarar al campeón crucero del Consejo Mundial, Krzysztof Wlodarczyk.

Poderoso caballero es don Dinero. Es curiosa la expectación que despiertan por esas tierras las viejas glorias del boxeo reciente. El año pasado James Toney acudía a Moscú para protagonizar una infumable pelea ante el ruso Denis Lebedev y, ahora, lejos de retirarse, peleará en septiembre con el polaco Tomasz Adamek, aunque ya en tierras estadounidenses.

Roy Jones, al igual que Toney, tiene 43 años. Cabe preguntarse cómo un hombre con tanto talento y carisma termina de esta forma. De haberse asesorado adecuadamente, podría haber ganado más de lo que recibió por sus combates. De gestionarse correctamente, podría vivir cómodamente de sus rentas. Malas compañías y peores decisiones le han llevado a esta situación.

Duele ver a un gigante, que ha ofrecido tanto, ser tan pequeño. Trata de hacer lo que mejor sabía, pero no puede. El retiro se aplaza y su agonía se prolonga un poco más con esta inesperada victoria, tras la que tratará de lograr un milagro en forma de título, aunque él sea el primer escéptico. Cuando el triunfo no alimenta la ilusión, combatir se hace una penuria demasiado pesada.

5 Comentarios

  1. De gestionarse correctamente podria vivir comodamente de sus rentas, dice el autor de este articulo, como si el estuviera al tanto de sus ingresos. Este otrora excelente boxeador seguro que esta mas tieso que la mojama, si no no seguiria haciendo el simio encima de un ring, asi de sencillo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo,

      la mala gestión de los ingresos de Roy Jones es de conocimiento público:
      -http://www.boxingscene.com/roy-jones-jr-financial-issues-explained-by-promoter--99885
      -http://bleacherreport.com/articles/455347-roy-jones-jr-is-currently-a-pathetic-and-tragic-story-of-a-pugilist-gone-wrong
      En español
      -http://martindihigoelmejor2013.cubava.cu/2016/01/01/otra-vez-en-aprietos-financieros-roy-jones-jr/

      Hasta dedicó parte de su patrimonio a iniciar una carrera como rapero que no fructificó.

      El bueno de Roy asegura que boxeará hasta que el cuerpo aguante porque es lo que más le gusta en este mundo, pero no cabe duda que la necesidad de pagar facturas tiene mucho que ver.

      Eliminar
  2. Vale, pero tu has escrito "de gestionarse correctamente", no "de haberse gestionado correctamente". Que esta arruinado lo sabe hasta su abuela.

    ResponderEliminar
  3. Roy Jones Junior pinche NEGRO huevon.

    ResponderEliminar
  4. Yadhira Maria Cantarelli Suarez27 noviembre, 2020 01:00

    MANUEL 47 :
    TU ERES UN HUEVON Y UN MUERTO DE HAMBRE RACISTA DE MIERDA.

    ResponderEliminar
Artículo Anterior Artículo Siguiente